Ámame como eres

Dame tu corazón y ámame como eres.

Conozco tu miseria, tus luchas y las tribulaciones de tu alma; las enfermedades de tu cuerpo. Sé de tus pecados y te digo lo mismo: “DAME TU CORAZÓN Y ÁMAME COMO ERES”.

Si esperas ser un ángel para abandonarte al amor, no amarás jamás.

Ámame como eres, en cada instante y en cualquier situación que estés, en el fervor o en la aridez, en la fidelidad o la infidelidad; ámame como eres, quiero tu pobre corazón. Si esperas a ser perfecto, no me amarás jamás.

Amo también tu debilidad, amo el amor de los pobres y miserables, quiero que de sus harapos suba un grito: JESÚS TE AMO.

Quiero el canto de tu corazón, no necesito ni tu ciencia, ni tu talento.

Hoy estoy a la puerta de tu corazón como un mendigo. Yo, el rey de reyes, llamo a tu puerta y espero. Apúrate a abrirme. No prolongues tu miseria. Y lo que más me duele en el corazón, es verte dudar y faltar a mi confianza. Te he dado a mi madre, haz pasar todo por su corazón tan puro.

Quiero que pienses en mi, en cada hora del día y de la noche. Quiero que hagas las acciones más insignificantes solo por amor.

Cuento contigo, para darme alegría. No te preocupes si no posees virtudes, te daré las mías.

Cuando debas sufrir, te daré la fuerza.

Me haz dado amor. TE DARÉ SABER AMAR, MÁS ALLÁ DE CUANTO PUEDAS SOÑAR…

Pero recuerda…. recuerda…

DAME TU CORAZÓN Y ÁMAME COMO ERES.

Carlos A. Artusa
Apóstol de la Divina Misericordia

Anuncios

Una respuesta a “Ámame como eres

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s